REFLEXIONANDO SOBRE LA INVESTIGACIÓN ARTÍSTICA




AUTOR: JUAN URREA

MAESTRIA EN ARTES | UNIVERSIDAD DE CALDAS


¿Vale la pena investigar en el arte y con el arte? En una sociedad actual donde el artista y el arte no tienen muy buena aceptación, no podríamos esperar algo diferente en cuanto a la investigación relacionada con el arte, o la investigación artística, o la investigación-creación. No nos digamos mentiras, vivir del arte es algo que se volvió casi utópico. El papel de la investigación en temas de monetización también podría ser una oportunidad, en cuanto a sus aportes o a la difusión de ella. Las investigaciones en arte están realmente desprestigiadas frente a las investigaciones científicas o académicas, las cuales si tienen un alto reconocimiento y son consideradas “serias” dentro de esa misma comunidad científica y académica institucional; esto podría ser uno de los motivos por los que algunos artistas desprecian el acto de investigar con procedimientos académicos. Muchos artistas piensan que esto demerita el acto creativo y le quita valor a la obra, yo pienso que se trata más de mitos urbanos que de otra cosa.

Se discute en muchos ámbitos, y no solo en el académico, si la creación en si misma ya es una investigación.[1] Desde mi perspectiva, la creación artística y la formulación conceptual que involucra a mi obra, ya requiere como tal de una investigación, aunque podríamos decir que la actual forma en que investigo es realmente informal y se le podría llamar, más bien, una recopilación de información, con un debido análisis de esta información y una postulación como resultado de este análisis. Algo que no tiene una estructura metodológica estricta ni que mucho menos podrá verse reflejada en posteriores estudios doctorales.

Precisamente el papel académico de un postgrado como la maestría en artes, aporta este ingrediente formalizador y permite desarrollar una metodología acorde a un objetivo trazado que nace del planteamiento de un problema concreto. Creo que es inútil cuestionar si la investigación en artes es o no posible, en una época donde existen un sinnúmero de investigaciones en arte que podríamos catalogar como académicas, o científicas, o “serias”. Esta posición obedece a cuestiones políticas de ciertas instituciones donde existe mucha fricción en temas artísticos y su aporte a la sociedad, más que a la reflexión sobre la producción de métodos científicos pertinentes en el desarrollo artístico y su estudio. Recordemos que la inutilidad del arte ha sido debatida durante años, pero la utilidad de este se ha visto fortalecida desde sus aportes intelectuales, con toda razón la investigación en arte rescata esa posible utilidad, dando un contexto profundo a la obra estudiada.

Es un hecho que los acercamientos del arte a la ciencia y de la ciencia al arte son cada vez más numerosos y tienen alcances cada vez más profundos. Sabemos que hay matemáticos produciendo música estocástica o artistas escribiendo complejos códigos de lenguaje de programación como en Processing para producir sus obras de arte, o la ciencia ha investigado en temas de relaciones espaciales y corporales conectando al cuerpo humano con electrodos a sus máquinas computacionales. La lista de ejemplos es larga, tan larga como los investigadores del arte y de la ciencia que trabajan de la mano. Aquí solo nombro unos cuantos ejemplos para comprender que, para dar resultados congruentes, se requiere de estudios, análisis, e incluso investigaciones importantes que aportan al desarrollo tecnológico y a la evolución misma de la ciencia y el arte, donde la ciencia dignifica al arte y el arte sensibiliza a la ciencia. Este tipo de integraciones produce nuevos tipos de conocimientos avanzados, incluso podría resultar en nuevos paradigmas porque es claro, que estamos en una época donde se requieren más artistas investigadores y/o más investigadores artistas, puesto que la compleja problemática actual requiere de integración de conocimientos y no de rencillas egocéntricas para triunfar en las disputas de prestigios. Lo importante es dar resultados, producir y aportar; una tarea digna, noble y loable que requiere de ética y conocimientos multidimensionales.

Ya vemos que se puede investigar en el arte y con el arte. Pero, ¿qué investigar con el arte? ¿qué investigar en el arte?

Con el arte se investiga mucho en ciencias aplicadas y destaca mucho en la psicología, tanto en la psicología del arte, como en el arte aplicado en la psicología en tratamientos con autistas y otras discapacidades. Con el arte se han construido industrias magnificas como el cine y en especial el cine 3D, donde la ciencia, el arte y la tecnología brillan por su grandeza. Con el arte se pueden hacer estudios sociológicos. Por ejemplo, existen pinturas hechas por los judíos en los campos de concentración nazi que son de invaluable valor para la ciencia que investiga como se sentían y que padecían es esas duras condiciones. El arte es la raíz de la arquitectura, inspira la medicina, visualiza la ingeniería y simula sus resultados.

En el arte se puede investigar su historia, sus métodos, sus escuelas, sus tendencias, su estética o investigar una temática en específico y desarrollar una obra inmersa en esta temática, siendo así la obra el resultado y solución que se le da a una problemática. Es incontable la grandiosidad de obras que la humanidad ha heredado y con ellas el espíritu, los conocimientos y enseñanzas de las épocas en que fueron realizadas. Estudiar el arte, estudiar con el arte, es estudiar a la humanidad y con toda la humanidad. Los artistas siempre fueron también científicos, a Leonardo Da Vinci podríamos otorgarle el titulo de Magister en Artes honoris causa o ad honoren.

Una investigación artística siempre valdrá la pena si se hace con honestidad, empeño y dedicación y eso aplica para cualquier tipo de investigación. La motivación aumenta si resaltamos que en nuestro país hay un importante incentivo de Minciencias también en trabajos de investigación artística.[2]

Es muy importante profundizar en la cuestión metodológica[3] para definir cuál es la mejor forma de abordar una investigación. Y también se pueden encontrar nuevas formas y métodos de la investigación en las artes enmarcadas dentro de ese posible nuevo paradigma, basándonos en el hecho que ella esta ligada a los procesos, ideales y descubrimientos personales del artista que la ejecuta.



Como ejemplifico en la gráfica1 busco, dentro de la perspectiva artística, una metodología que lleve a mi obra a una interconexión del texto y la pintura para crear un solo significado integral, donde una no sea la explicación de la otra. Sino que se logre una verdadera comunicación bi-medial y así lograr, como afirma Fernando Hernández, estar abierto no solo a la cognición científica sino también a la imaginación artística. Aquí en “Sonido primordial”, integro pintura y poesía.



GRAFICA 1


SONIDO PRIMORDIAL Una canción creó las estrellas Y el universo entero Una bella canción colombiana De mi Colombia caribe Mi Colombia llanera Mi Colombia paisa Mi Colombia amazónica Mi Colombia pacífica Mi Colombia cachaca De toda mi patria El Om El origen La primera voz La primera canción La música del Edén La música de las esferas Todos canten ya Con amor y alegría Porque esta canción nunca para de sonar POEMA ANCESTRAL | JUANURREA



NOTAS AL PIE

[1] La práctica artística puede ser calificada como investigación si su propósito es aumentar nuestro conocimiento y comprensión, llevando a cabo una investigación original en y a través de objetos artísticos y procesos creativos. EL DEBATE SOBRE LA INVESTIGACIÓN EN LAS ARTES, Henk Borgodoff en INVESTIGACIÓN ARTISTICA. UN MAPA DE LA CUESTION, Iván Mejía pag 69. [2] En Colombia, por ejemplo, recientemente comienza a discutirse sobre investigación-creación o investigación artística, en el contexto de un proceso en el cual los centros universitarios que imparten enseñanzas artísticas a nivel superior intentan integrarse al sistema de gestión y financiación para la investigación científica del país. EL DILEMA DE LA INVESIGACIÓN ARTÍSTICA, Rubén López y Úrsula San Cristóbal en INVESTIGACIÓN ARTISTICA. UN MAPA DE LA CUESTION, Iván Mejía pag 69. [3] Podríamos definir tres grupos de perspectivas metodológicas según Fernando Hernández: perspectiva literaria, perspectiva artística y perspectiva performativa.


BIBLIOGRAFÍA

Mejía, I. (2015). El artista como investigador. En: Investigación artística. Un mapa de la cuestión. México: Círculo de investigación Artística.

Borgdorff, H. (2015). El debate sobre la investigación en las artes. En: Investigación artística. Un mapa de la cuestión. México: Círculo de investigación Artística

López, R. & San Cristobal, U. (2015). El dilema de la investigación artística. En: Investigación artística. Un mapa de la cuestión. México: Círculo de investigación Artística.

Ault, J. (2015). La investigación histórica en cuanto sujeto y objeto. En: Investigación artística. Un mapa de la cuestión. México: Círculo de investigación Artística.

Hernández, F. (2008). La investigación basada en las artes. Propuestas para repensar la investigación en educación. En: Educatio Siglo XXI No 26. Pp. 85-118.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo